Dominio Americano, Contundecia Britanica

Texto: Alejandro Cabero

Fotos :  Walfri Rodas

La fresca tarde de Nashville fue el marco para qué 22,125 aficionados recibieran ayer a dos de las mejores selecciones femeninas de fútbol del Mundo por la Copa “She Believes” (ella Cree): Estados Unidos, primera en el Ranking, recibió a Inglaterra, en la cuarta ubicación mundial. El partido prometía:

  1. Alex Morgan está a solo un gol de sus 100 gritos con la casaca de las barras y las estrellas;

  2. La selección inglesa es quizá la única selección femenil que se encuentra al nivel de la americana en lo qué a acondicionamiento y poderío físico,

  3. las locales necesitaban ganar estos tres puntos luego del empate en dos tantos con las niponas en 27 de Febrero.

Homenaje a Mujeres Inspiradoras

La selección de Estados Unidos salió al campo de juego con uniformes portando nombres de mujeres influyentes e inspiradoras. Cada jugadora eligió el nombre de una mujer que la inspiró y usó ese nombre en la parte posterior de su camiseta: Por caso; Crystal Dunn a la tenista Serena Williams, Julie Ertz (de gran actuación) prefirió homenajear a Carrie Underwood, Rose Lavelle a J.K. Rowling autora de Harry Potter, Jessica McDonalds conocida entusiasta de la poesía sé decidió por Maya Angelou, etc. Un buen gesto qué se condice con el espíritu de la competencia.

Él juego:

Estados Unidos era banca, debía ganar y en ellas estaba la presión del encuentro. El rival quizá él más difícil del grupo. Pero a pesar de mantener el dominio del balón, a la Selección local le costó lograr su segundo empate 2-2 en la Copa SheBelieves 2019 .

Estados Unidos creó mucho más peligro en zona de ataque qué las inglesas y al minuto 33 llegó el espectacular gol de Megan Rapinoe. Pero Inglaterra lejos de desconcentrarse y desarmar sus líneas, respondió en menos de tres minutos por una distracción de la arquera estadounidense Adrianna Franch qué recogió un pase y el árbitro dio un tiro libre indirecto dentro del área penal para qué la cirujana Steph Houghton clavara un disparo perfecto para él empate parcial con él qué terminó el primer tiempo.

 

En la segunda mitad, la inglesa Nikita Parris se filtró detrás de la defensa de los EE. UU y puso a las Leonas 2-1 en el minuto 56, pero EE. UU. logra empatar el juego al minuto 67 luego de un tiro de esquina y una confusión en el área qué termina favoreciendo la definición de Tobin Heath.

 

Dominio Americano, Contundencia Britanica

Dice un adagio futbolístico “goles qué no conviertes, te los convierten a tí”:  Estados Unidos disparó 20 tiros, solo 5 fueron al arco, de ellos 2 fueron convertidos en gol. Inglaterra disparó solo 6, de ellos 3 fueron al arco y de los tres al arco 2 fueron gol Inglaterra anotó en dos de sus tres tiros al gol. La definición es una pesadilla qué se repite en la selección de Estados Unidos: Frente a Japón las niponas llegaron solo dos veces y convirtieron en ambas oportunidades para el empate.  Desde la Copa She Believes de 2017, los EE. UU. no han dejado un partido sin anotar goles (fue contra Australia) en un récord qué ya lleva 36 juegos.

El próximo juego de la Selección de Estados Unidos será en Tampa, Florida el 5 de Marzo cuando se enfrenten con la selección más débil del grupo: Él Brasil de Marta en el estadio Raymond James. Mientras qué en el duelo más apasionante de la jornada los dos punteros Japón e Inglaterra se enfrentarán en horario más temprano. Los EE. UU. Necesitan un empate entre Japón e Inglaterra, y ganarle a Brasil, más una ventaja de goles, para ganar el torneo.

 

 

 

Author
Published
2 years ago
Categories
US SoccerUSWNT
Comments
No Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *